Giacomo Balla

Biografía

Foto Giacomo Balla
Giacomo Balla, artista italiano, uno de los más notables artistas del futurismo: fecundo movimiento de la vanguardia europea. Giacomo Balla nació en Turín en 1871, aunque hace de Roma su centro operativo. Su nacimiento artístico es contemporáneo al estallido europeo de las vanguardias. En ese clima de corrientes renovadoras adherirá entre 1909 y 1910 a la más combativa y polémica, el Futurismo. Muy pronto su personalidad, investigación y entusiasmo lo convertirán en uno de los maestros del movimiento italiano. Se plasma en su obra la búsqueda futurista del dinamismo, la multiplicación cinética de las formas, de las vibraciones luminosas. Solidario con Marinetti en llevar el arte a cada aspecto de la vida, no hay sector creativo en el que Balla no haya intervenido con lúdico vitalismo. Obedeciendo a estas formulaciones la muestra incluirá óleos, dibujos, estudios, proyectos de escenografías, jardines artificiales, telas y bordados con motivos futuristas. Al cabo de una larga militancia en el movimiento Balla abandonará al Futurismo retornando aproximadamente en 1933 al "bel ritratto", ya practicado en los primeros años de su pintura, aunque no renegará del todo de sus composiciones abstractas que se insertan en su obra figurativa. Falleció en Roma el 1o. de marzo de 1958. Estetica futurista: Sus ideas revolucionarias no deseaban limitarse al arte, sino que, como otros muchos movimientos, pretendían transformar la vida entera del hombre. La estética futurista difunde también una ética de raíz machista y provocadora, amante del deporte y de la guerra, de la violencia y del peligro. El futurismo fue politizándose cada vez más hasta coincidir con las tesis del fascismo, en cuyo partido ingresó Marinetti en 1919. En su manifiesto hay un punto que dice: Queremos glorificar la guerra, única higiene del mundo, el militarismo, el patriotismo y el gesto destructor de los anarquistas, las bellas ideas que matan y el desprecio a la mujer. La característica principal del futurismo es la plástica del dinamismo y del movimiento. El efecto de la dinámica se transmitía en vibrantes composiciones de color que debían producir un paralelismo multisensorial de espacio, tiempo y sonido. Al principio, se valieron para la realización de sus objetivos artísticos de la técnica divisionista, heredada del neoimpresionismo y más tarde se aplicó la técnica cubista de abstracción como procedimiento para desmaterializar los objetos. A partir de estas premisas, la representación del movimiento se basó en el simultaneismo, es decir, multiplicación de las posiciones de un mismo cuerpo, plasmación de las líneas de fuerza, intensificación de la acción mediante la repetición y la yuxtaposición del anverso y del reverso de la figura. Buscaban por todos los medios reflejar el movimiento, la fuerza interna de las cosas, ya que el objeto no es estático. La multiplicación de líneas y detalles, semejantes a la sucesión de imágenes de un caleidoscopio o una película, pueden dar como resultado la impresión de dinamismo. Crearon ritmos mediante formas y colores. En consecuencia, pintan caballos, perros y figuras humanas con varias cabezas o series radiales de brazos y piernas. El sonido puede ser representado como una sucesión de ondas y el color como una vibración de forma prismática. Los pintores extraen sus temas de la cultura urbana, máquinas, deportes, guerra, vehículos en movimiento, etc., eliminando progresivamente todo populismo o simbolismo. Umberto Boccioni Cultivó el puntillismo en algunas ocasiones, en otras empleó la línea curva, y más tarde, las rectas. En La ciudad se levanta su dinámica es curva, mientras que La fuerza de la calle o Dinamismo de un ciclista se organizan en disparatadas rectas, formalmente próximas al cubismo, pero diferenciadas en su aspiración a un movimiento frenético, casi desesperado. En Estados de ánimo las líneas dinámicas se alternan con los espacios vacíos, que expresan el desánimo. Finalmente se apartará del futurismo, de la velocidad y del dinamismo y se irá acercando al análisis de los volúmenes redondeados y más estáticos influido por Cézanne.

Para las puestas al día sobre las últimas exposiciones del artista se reenvía al Archivo de las citas