Demos un paseo

Los pueblos tienen en su arquitectura una forma de exhibir sus logros, sus creencias y su forma de vida.

No es fácil mantener a lo largo del tiempo una identidad como ciudad y la arquitectura colabora enormemente con eso. Los gobiernos locales obedecen al mandato de sus pobladores y hay pueblos conservadores; pero la mano del empresario intrépido, que quiere innovar, cambiar, mostrar su adecuación a los nuevos tiempos, choca en muchas ocasiones con el interés de los locales.

Preservar la identidad como pueblo es lo que distingue a un pueblo de otros, por eso las ciudades buscan tener lo mejor de ambos mundos. Por un lado se esfuerzan por conservar la arquitectura tradicional de la región y por el otro se abren a las nuevas propuestas. Así mantienen áreas específicas en donde se establecen leyes que impiden en algunos casos, construcciones con características diferentes a las que tradicionalmente se ven. Y tienen otras zonas en las que se pueden desarrollar edificaciones de todo tipo, cuando técnicamente es posible.

Finalmente, son los gobiernos locales los que marcan y pauta en materia de arquitectura y se supone que deberían hacerlo en función de las necesidades de sus representados.

Cada pueblo tiene una firma arquitectónica distintiva y en la ciudad de Burgos son las Iglesias. La presencia de estás magníficas obras de ligereza estructural, con naves iluminadas naturalmente, denotan una fuerte influencia gótica.

catedral burgosElementos como el arco apuntado que junto a la bóveda de crucería le aportaban una altura mayor y una mejor distribución de las cargas, permiten resaltar la belleza de espacios en los que tienen cabida hermosos ventanales y rosetones que dejan pasar la luz hacia su interior, una verdadera obra maestra. Las edificaciones religiosas eran una muestra del poder de la Iglesia y su magnificencia impresionaba a cualquiera, incluso en nuestros días son obras que nos dejan gratamente impresionados. Sus niveles de estilización evolucionaron enormemente.

El arte gótico está presente en todas partes en Burgos. La Iglesia de San Esteban, hoy una suerte de museo donde reposan piezas de la historia del lugar y donde no se oficia misa, es una de esas joyas de la arquitectura de la ciudad. Posee un espléndido claustro gótico, tiene una sala capitular magnífica, los sepulcros, si es amante de la arquitectura gótica será una de los paseos que recordará por siempre.

Unas impresionantes agujas que parecen alcanzar el cielo, nos orientan en el camino a una de las obras más emblemáticas de Burgos, La catedral de San Pedro. Es alucinante, al entrar te arropa un sentimiento sobrecogedor, sus espacios, su sonido, la luz, los detalles, es algo realmente mágico caminar por sus naves.

Destaca la Puerta del Sarmental, la manifestación escultórica es maravillosa, en ella está representado Cristo con el libro de la sabiduría en su mano, al tanto que bendice con la otra a la humanidad. Se encuentra rodeado por el león, el toro, águila y ángel (tetramorfos).

burgos paseo

Es una muy buena idea servirse de guías que pueden ayudar a hacer un recorrido sin perder los magníficos detalles, de estas y muchas otras obras de la arquitectura de este singular lugar, Burgos entre los que se topará con patrimonios históricos de la humanidad. La ruta conduce a monasterios como el de Cartuja de Miraflores, o la Casa del cordón, en este sitio fue donde los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón en su segundo viaje, el moderno Castillo Las Cuevas, puede visitarlo y no tendrá que pagar por verlo por dentro, si considera dejar propina, no hay problema, solo deberá depositarla en una urna.

Que disfrute el paseo.