Lluvia dentro de mi casa

Los techos deben protegernos de la lluvia Debería ser así, ¿verdad?

Las fugas de agua no solo se dan a través de las tuberías. Luego de las temporadas de lluvia se empiezan a presentar los problemas, porque quienes habitan la propiedad, empiezan a ver como paredes comienzan a dañarse producto de las filtraciones o fugas de agua que se cuelan por las paredes. En las construcciones la intrusión de agua representa más del 70 por ciento de los litigios de construcción. Los techos son a menudo los culpables.

arquitectos

La arquitectura intenta de proteger a la gente de los elementos y se esfuerza por hacerlo con una dosis bien estilizada de diseño. Si se toma en cuenta la protección de quien vive o se sirve de la propiedad de los embates del ambiente externo, una de las partes más importantes de cualquier construcción es su techo. Los techos nos mantienen secos y junto con las paredes, nos permiten estar más calientes o fríos según sea el caso.

Las estadísticas no favorecen mucho a las recomendaciones que sobre techos, dadas generalmente por arquitectos, ingenieros y constructores. Los techos, en promedio, duran sólo la mitad de su vida útil. Una de las cosas que más llaman la atención es que mientras que los techos sólo representan alrededor del 2 por ciento de los costos de construcción, la intrusión de agua representa más del 70 por ciento de los pleitos legales de construcción.

Las fallas en el techo y las lluvias relacionadas suelen ser la raíz del problema.

Algunos expertos en el tema de identificar y arreglar problemas de envolventes de techos afirman que el problema tiene que ver con la construcción, en casi un 70% el 20% parece ser problema de diseño y el esto, alrededor de un 10% obedece al tipo de materiales. Algunos expertos también argumentan que los problemas mayores tienen que ver básicamente con la instalación de los techos, más que por los propios materiales o el diseño.

fugas-de-agua

Como puede darse cuenta las fugas de agua o filtraciones, no solo tienen que ver con tuberías, porque no es el único modo de que se generen problemas por el agua. Por ejemplo, esas aguas de lluvia bien canalizadas pueden usarse con un proyecto arquitectónico diseñado pensando holísticamente, para riego de los jardines de la construcción, en caso que los tenga, así el ahorro en agua y en consecuencia en dinero sería sustancial.

Así como para solucionar los problemas de fugas las tuberías de agua, se buscan soluciones para impedir su desperdicio, también se busca evitar los daños que esas fugas ocasionan, como calles que se hunden o se deterioran, estructuras que se caen, entre otros problemas. Pues los edificios, casa y otras estructuras también están en la búsqueda de conseguir soluciones para los problemas de filtración, aunque en este caso quizás rastrear el origen de la filtración sea un tanto más difícil, debido a que no hay tuberías, no deja de ser una necesidad que supondría un mercado interesante para atacar.

No se trata de tumbar techos para volverlos a construir o impermeabilizar todo un techo pensando que se solucionará el problema, lo ideal es localizar el problema y atenderlo directamente, ahorrando, dinero, tiempo y disgustos.